10 septiembre, 2013

Mi vestido de novia


Tenía muy claro lo que quería, y pensareis: ¡Qué bien! ¡Así te fue más fácil!. Pero no, a veces es más difícil. Pensaba en un diseñador que llevara mi idea acabo.  Deseaba un vestido de estilo helénico, que no pesara y que tuviera una tejido vaporoso, que con un poco de aire diera la sensación de volar…Pero, en esto de las bodas, hay muchas opiniones, y mi madre me pidió que me probara vestidos. Así lo hice, sin mucha esperanza, la verdad. Al principio no me gustaba nada, e incluso me ahogaba dentro de algunos vestidos. Pero, en un momento determinado, me sorprendió la colección de Rosa Clará. Me probé varios vestidos el mismo día,  todos me quedaban genial, me veía bien. Me gustaban, y apareció el vestido, el modelo BAEZA, de la colección 2013. De corte griego, sencillo, con un tejido de bambula de seda plisada,  lleno de godets, que se movía a cada paso, y toques de pedrería: el cinto y el broche del hombro.



No me compré, ese mismo día, me fui a casa, lo pensé, y tras un par de días llamé a María,  de Rosa Clará Valladolid, para decirla que ese era mi vestido de novia, porque no le quitaría, ni añadiría nada, lo quería así. ¡Era perfecto para mi!

7 comentarios:

  1. Me encanta el vestido. Yo también me imagino con algo similar, asimétrico y helénico, qué casualidad!
    bs
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Un vestido precioso y tú estabas guapísima. Me imagino lo difícil que fue encontrar el vestido perfecto, pero la suerte estuvo de tu lado :-)

    ResponderEliminar
  3. Hola! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora :D Ojalá que tambien te guste nuestro espacio!

    Un abrazo muy fuerte de parte de los tres ;)
    www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar
  4. Estabas guapísima!!!! Vaya Bodorrio!!!!

    ResponderEliminar
  5. Te lo comenté el otro día Susana pero te lo repito, estabas preciosa!!!

    Besos

    C

    ResponderEliminar

Me encantan saber vuestra opinión. Gracias por comentar.